top of page

No te fíes de Cuvex.

Sí, es correcto lo que lees.


Puedo hablarte de los tres años de investigación y desarrollo, de que hemos conseguido patentar nuestra tecnología a nivel global, de los varios millones de dólares invertidos, puedo recordarte que tienes acceso completo a nuestro código fuente, el cual es verificable, visible, editable y compilable por cualquier persona, que esta misma condición la tiene nuestro hardware, puedo hablarte de los poderosos evolutivos que están en marcha, como nuestro Cuvex 2.0, o como el script para poder descifrar un criptograma creado por Cuvex, siempre que tengas el Password  y una copia de la tarjeta desde cualquier Pc, lo cual te hará completamente independiente de nosotros para recuperar tu secreto en el futuro.


Pero la verdad es que no hay nada que nosotros te podamos decir que te dé las garantías de que Cuvex estará siempre a tu disposición, brindándote el soporte y la ayuda que necesites por el resto de tu vida y la de tus descendientes.


En el mundo actual, cualquier proyecto debe superar millones de dificultades para salir adelante y convertirse en una compañía que trascienda a sus creadores.


Sin ninguna duda, son muchas más las empresas que desaparecen que las que sobreviven.


Pero es más, no te fíes de nadie, no te fíes de Ledger, no te fíes de Trezor, no te fíes de Coldcard, no te fíes de nadie.


Cualquier empresa puede cerrar, venderse a nuevos propietarios o simplemente mentir en lo que dicen.


Tú eres el responsable de tu autocustodia, y eso exige que no te fíes de nadie.


Usa las herramientas existentes que más te convenzan y ten siempre un plan alternativo.


Si estás aquí leyendo esto, es porque tienes la responsabilidad de la autocustodia y quieres ganar en tranquilidad.


Toda tu propiedad, ahorros e inversiones en criptoactivos se basa en la custodia de “N” palabras, y en donde guardas estas palabras de forma segura para acceder a ellas cuando sea necesario.


Palabras que debes recuperar en cualquier momento y sin depender de nada ni de nadie.


El papel claramente no es una buena opción: se moja, arde, se fotografía, se puede robar, copiar o destruir de mil formas distintas y nada complicadas. No se requiere de una guerra o terremoto para que un papel escondido en algún sitio se destruya.


¿Qué se puede hacer? ¿Cuál es la mejor forma de materializar la autocustodia?


Yo solo puedo trasladarte mi experiencia, y usa de esta información solo lo que te interese y aporte.


Supongo que, como la mayoría, no fui de los primeros en llegar a Bitcoin. Cuando uno empieza en esto, se ve abrumado por todo lo que no conoce y por la ingente cantidad de situaciones adversas que se han vivido en estos últimos años.


La mayoría comenzamos creando nuestra cuenta en algún exchange y comprando algunas cantidades no demasiado importantes.


Un día, tras ver muchas noticias duras donde la gente pierde todo por estar en un exchange, decides abordar la autocustodia. No por tener una gran cantidad invertida, sino para quitarte esa tensión de la mente y cumplir con el verdadero objetivo noble de Bitcoin: ser el único que tiene control sobre tu inversión. No your keys, no your crypto!


En ese momento, buscas, lees mil foros y decides en qué wallet confías… Primera situación complicada…


Una vez te decides, este wallet, ya sea hardware o hot wallet, te crea sin más 12 o 24 palabras. Usando un supuesto algoritmo de entropía en el que debes confiar ciegamente. Bueno, este es otro tema. Si te interesa, lee sobre esto aquí.


Lo importante es que aquí comienza el verdadero reto. De buenas a primeras, te encuentras con las famosas keys. Ahora estás en el "My Keys, My Crypto!!"


Uffffff, el miedo, la inseguridad y la intranquilidad se apoderan de ti…


¿Cómo es posible que todo dependa de unas pocas palabras?

¿Cómo es posible que solo pueda y deba apuntarlas en un papel?

¿Cómo es posible que la más alta tecnología financiera de nuestra época base toda su seguridad en el invento de Cai Lun, en la época de la dinastía Han?


Pues sí, tal cual, la forma más segura de guardar estas palabras era apuntarlas en un papel. Y tanto es así, que dicho papel forma parte del merchandising de todos los hardware wallets.


Bueno, yo como todos hice lo mismo, apuntarlas en papel.


No recuerdo el tiempo exacto, pero muy poco tiempo después, algo menos de una semana, ya había comprado unas placas de acero.


Lógico, ¡cómo me voy a fiar de un papel!


Bien, ahora ya sabía que mis palabras no serían destruidas fácilmente. Pero muy poco tiempo después, descubrí que estaba en una situación muy parecida.


Mi placa de acero era solo una copia/redundancia de mi frase semilla. Si alguien simplemente las ve, puede copiarlas, fotografiarlas, robarlas, etc.


¿Dónde escondo mi placa de acero?

¿Hago otra copia y la envío a algún familiar?

¿Le traslado la responsabilidad a dicho familiar?

¿Qué coste tiene cada copia en acero?

¿Cómo viajo con mis placas de acero?

¿Cómo las recupero si no estoy cerca de mi placa de acero y lo necesito?


Dios… son mil nuevos problemas pululando por mi mente…


Aquí, y por estos motivos, nació Cuvex!


Cuvex es la perfecta redundancia de altísima seguridad para crear copias de tu frase semilla.


Sí, si aún no confías en nosotros, yo te recomiendo que tengas una placa de acero, solo una, que la entierres en un lugar que nadie pueda ni imaginar. Hazlo de forma que incluso para ti sea un gran esfuerzo desenterrarla.


Y usa Cuvex para tener copias seguras y accesibles desde cualquier sitio. Puedes enviar clones de tu frase semilla en una simple tarjeta NFC a 20 familiares y amigos, ubicados en 20 sitios distintos. Ellos nunca podrán acceder sin el password de cifrado. No existe ningún peligro si son robadas, no pueden ser fotografiadas y, si pierdes alguna de tus copias, con que solo accedas a una de ellas, no tendrás nunca que desenterrar tu placa de acero.


Solo el tiempo dirá si Cuvex estará a tu servicio mientras vivas.


Yo solo puedo garantizarte que mientras esté al frente de nuestra compañía, pondremos todo nuestro trabajo, esfuerzo, creatividad, conocimientos y recursos en crear cada día la mejor tecnología que se pueda construir para ayudarte en esta apasionante tarea.


Mi objetivo es que jamás tengas que desenterrar tu placa de acero.


Cristóbal Rosa 

Cuvex CEO

10 visualizaciones0 comentarios

Commentaires


bottom of page